Contigo Benidorm
elecciones municipales Benidorm

Toni Pérez arrasa, Balastegui se estrella y el PSOE se queda en tierra de nadie

Leopoldo Bernabéu

Ciudadanos saca 3.200 votos menos en las locales que en las nacionales
“Justo un mes antes, el 28 de abril, el PP de Pablo Casado sacó en Benidorm 3.000 votos menos que los conseguidos por nuestro alcalde”

El resultado de unas elecciones, da igual cuales sean, tiene tantas valoraciones como personas hay opinando. Es algo similar a lo que ocurre cuando pierde nuestro equipo de fútbol en una competición importante, que todos habríamos hecho una alineación distinta. Ya conocen ese lema que nos recuerda que la victoria tiene cien padres y la derrota es huérfana.

En Benidorm ha arrasado el PP y hay que felicitar a Toni Pérez por ello. Ni siquiera ellos mismos esperaban un resultado así. A partir de ahí podemos divertirnos y entretenernos el tiempo que quieran haciendo cábalas. Unos las comentan, otras las certifican y yo escribo las mías. Partiendo de la base de que el resultado es el que es y ya nadie lo puede cambiar en los próximos cuatro años, lo mejor que se puede hacer es aceptarlos y analizarlos, pero siempre con perspectiva crítica. Me canso de repetir que aquel que no sepa ver sus propios errores, está empezando a cometer los suyos propios. Siempre se pueden denunciar los peros, como el entregar votos a diestro y siniestro en las mismas puertas de los colegios. Pero ¿saben que les digo?, que aprendan los demás.

La victoria es justo a la inversa, es Toni Pérez quien ha ganado y no el partido popular

Reconocida la victoria del Partido Popular de Toni Pérez en Benidorm, empiezo por decir que la victoria es justo a la inversa, es Toni Pérez quien ha ganado y no el partido popular. Quien quiera me lo puede discutir. Justo un mes antes, el 28 de abril, el PP de Pablo Casado sacó en Benidorm 3.000 votos menos que los conseguidos por nuestro alcalde. El PSOE de Rubén Martínez es el gran derrotado, a pesar de que han conseguido aumentar en casi 2.000 votos su resultado de 4 años antes. Pero nada tiene que ver. También hace justo un mes, fueron casi 1.500 más los censados en Benidorm los que votaron a Pedro Sánchez que no quisieron hacerlo al candidato local. De haber igualado los socialistas su propio resultado anterior, hoy el PP de Toni Pérez no tendría mayoría absoluta y otro gallo cantaría. Por lo que estoy seguro que la legislatura que ahora termina, ha sido de largo mucho más entretenida para el PSOE que la que está a punto de comenzar, donde se van a aburrir como ostras, a no ser que encuentren otro Bañul perdido entre tanto novato. ¡Cuánto habría dado el bueno de Rubén porque Bigorra hubiera obtenido un acta, Ciudadanos no hubiera bajado tanto o incluso este servidor hubiera salido.

Ciudadanos, el gran perdedor

Pero el gran perdedor de estas elecciones ha sido sin duda Juan Balastegui, que con él ha arrastrado a Ciudadanos al abismo. Ha sido curioso escuchar a Rafa Gasent en la última Comisión Informativa celebrada en el ayuntamiento, decir que no podía disculpar la ausencia de sus dos compañeros porque a él ni siquiera le habían dicho que no iban a acudir. Juan Balastegui, al que aprecio y respeto, se presentaba por tercera vez, la primera en 2011 con estrepitoso fracaso. Hace 4 años agazapado en segunda posición y con una potente marca detrás, consiguió 3 concejales de chiripa. Y ahora, con toda la maquinaria de un Ciudadanos de Albert Rivera y Toni Cantó en pleno ascenso a nivel nacional, no sólo no consigue igualar o mejorar el resultado de 2011, sino que retrocede de manera significativa, no siendo ese el principal estropicio, sino que justo un mes antes y en esta misma ciudad de Benidorm, a Ciudadanos le habían votado 5.300 personas. Atención, 3.200 personas más que en las locales. Supongo que hay muchas formas de decirle a alguien que no le quieres, pero esta es una de las más evidentes que yo conozco. En Villajoyosa, por ejemplo, han mejorado y mucho su resultado.

El vergonzoso espectáculo de algunos candidatos

A partir de ahí, poco más hay que decir, al resto de los que nos presentábamos nos han jugado dos malas pasadas. La primera, las vulgaridades cometidas a lo largo de 4 años dando una penosa imagen en demasiados momentos de la legislatura, unida a la amalgama de partidos presentados a última hora y la vergonzosa campaña electoral de algunos, que hemos terminado pagando todos. La segunda, el haber conseguido entre todos, por méritos propios, que el 47% de benidormenses prefiriese quedarse en casa o irse a la playa, antes que ir a votar por ninguno de nosotros. Lo tenemos merecido.

Sólo aquellos que se jugaban su pan de verdad, aquellos que saben que con las cosas de comer no se juega, se molestaron en ir a votar. Díganme si me equivoco, pues de los 23.000 votos emitidos, casi 17.000 fueron a PP y PSOE. La suma de todos los votos obtenidos entre todas las candidaturas que no obtuvimos escaño alguno, es igual a los 5.400 y 7 concejales obtenidos por el PSOE en las anteriores elecciones. Lo digo por si alguno entra en razón y a la próxima se lo piensa antes de empezar a montar la paraeta del circo.

Termino reconociendo el fracaso absoluto que hemos cosechado en CONTIGO a pesar de haber contado con el reconocimiento unánime de todos los candidatos como la campaña más intensa y mejor trabajada de todas. Pero es evidente que con eso no ha sido suficiente. Es tiempo de análisis y en eso estamos, pero el primer y fundamental paso para salir de un fracaso, es reconocerlo. Es momento de dar las gracias a todos, a los que nos habéis apoyado y sobre todo, a los que no, porque gracias a vosotros abrimos los ojos, cambiamos de ciclo y empezamos de nuevo.

1
Hola,¿En qué podemos ayudarte?
Powered by