Contigo Benidorm
centro salud Imalsa-Els Tolls

Si las calles de tu barrio ves asfaltar, pronto tendrás que ir a votar

Pedro Ríos. Candidato a Concejal por CONTIGO Benidorm
“En mi barrio, en Imalsa-Els Tolls, estamos sin centro de salud desde hace 15 años, a pesar de que se puso hasta la primera piedra y se proyectaron 2 millones de euros”

Tiempo de elecciones, momento de recordar promesas incumplidas. Benidorm, nuestro querido pueblo, parece en estos meses que haya sufrido una especie de bombardeo. Tenemos todas las zonas patas arriba, se notan las prisas por todos lados. “Si ves tus calles asfaltar, es que pronto tendrás que ir a votar”, es el lema que mejor podríamos utilizar en estos días. Hasta farolas que no se han cambiado en 60 años, están tumbadas por las aceras a la espera de colocarse. Lavado urgente de cara para los jardines, palmeras cogidas con palos para que no se caigan reciben a nuestros turistas, y toda una serie de trabajos municipales, que pagamos entre todos todo el año, puestos ahora al servicio del poder para dar una imagen que no se corresponde con la realidad, con el único fin de que nos volvamos a confundir este domingo a la hora de votar. Casi como si tuviéramos algo que agradecerles.

No hay más que ver la avenida del mediterráneo, la de Europa, atmella del mar, Jaime I, avenida Andalucía…un descaro interminable. Y yo me pregunto como ciudadano, ¿no tenemos cuatro años de legislatura para poder llevar a cabo todas estas obras de manera ordenada, sin prisas, con acabados correctos y sin los conocidos sobrecostes?, ¿Por qué tenemos que aguantar los vecinos que sea en los últimos cuatro meses cuando se llevan a cabo todas de manera tan desproporcionada?. Tengo la desagradable sensación de que se nos toma por tontos, por ciegos, por seres sin la más mínima capacidad de raciocinio. Y recuerdo a nuestro equipo de Gobierno, que ellos cobran todos los meses de la legislatura sin que el sueldo les falte nunca. El pueblo paga y el pueblo exige que trabajen bien y gestionen mejor, no sólo durante los últimos meses, sino a lo largo de los 48 que dura su contrato con nosotros.

¿Dónde están los 100.000 euros que en el año 2.011 se aportaron al proyecto de Imalsa?, ¿y el 1.800.000 euros presupuestados al año siguiente?.

Y ahora hablemos de atención sanitaria, pues aunque en esta materia dependemos de la Generalitat Valenciana, a nuestros concejales esta excusa les viene como anillo al dedo para escaparse por la tangente. A mí como contribuyente que paga religiosamente sus impuestos y tasas, no me vale que me cuenten esas milongas, pues todos sabemos en Benidorm que cuando ambas administraciones han estado gobernadas por el mismo color, el que sea, las subvenciones si han llegado. Y cuando han sido distintas, algo que viene sucediendo en Benidorm desde hace demasiados años para nuestra desgracia, somos los sufridos vecinos los que pagamos las consecuencias de sus desencuentros y de sus peleas. Y ese es el motivo y no otro de que en mi barrio, en Imalsa-Els Tolls, estemos sin centro de salud desde hace 15 años, a pesar de que se puso hasta la primera piedra. Y me temo que es exactamente lo mismo lo que está pasando con el centro de salud del Rincón de Loix, además de con el hospital comarcal, que ni se invierte un euro en él, ni nadie es capaz de decirnos para cuándo tendremos el primer hospital público de Benidorm.

¿Dónde están los 100.000 euros que en el año 2.011 se aportaron al proyecto de Imalsa?, ¿y el 1.800.000 euros presupuestados al año siguiente?. Hablamos de un proyecto que iba a dar solución a una comunidad de entre nueve y diez mil personas. A día de hoy estamos igual, y los vecinos del barrio piden una solución a estos políticos que se creen que esa primera piedra es una especie de monolito, fuente decorativa o que se yo. Se trata de la salud de los ciudadanos de Benidorm.

Por este motivo, por muchos más que doy por sabidos, y sobre todo porque hace falta que entre aire fresco en nuestro ayuntamiento, en la casa de todos y no sólo de unos cuantos que creen habérsela apropiado, es necesaria una renovación, despegar a algunos del sillón que dan por heredado. Desde CONTIGO, muchas personas de Benidorm, representativas de todas las edades y esferas sociales, con experiencia en la vida y en la empresa, preocupadas por nuestra ciudad e interesadas en que la gestión no siga siendo la misma, con edades algunos de nosotros como la que yo tengo, que demuestra muy a las claras cual es nuestro único interés. Quitando tiempo a nuestra merecida jubilación y a nuestras familias, estamos en cambio dispuestos a trabajar duro los próximos cuatro años para devolverle al vecino los servicios que paga y a la ciudad la ilusión que hace años perdió.

1
Hola,¿En qué podemos ayudarte?
Powered by