Contigo Benidorm
Ximo Puig Presidente, irresponsable oposición

Ximo Puig Presidente, irresponsable oposición

Con los necesarios votos de Compromís y Podemos
Leopoldo Bernabeu
“Han evidenciado un modelo que para sí quisieran los saltacequias de Ciudadanos, los pillabispas de Vox y los abrazafarolas del Partido Popular”

Da inicio la segunda legislatura de Ximo Puig como Presidente de la Generalitat Valenciana. Se reedita el Botánic con los mismos actores pero con diferentes papeles. Compromís y Podemos han unido sus votos para que, junto a los del Psoe, salieran las cuentas y pudiera ser investido el candidato socialista por segunda vez consecutiva.

Podemos es quien mejor ha vendido sus posibilidades, con sólo ocho diputados, cinco menos que en las elecciones de 2015, ha conseguido mucho más. Eso de mirar el juego desde la grada ya no les parece suficiente. Han espabilado como políticos y quieren su trozo de pastel. Han exigido y conseguido nada menos que una Vicepresidencia, dejando por escrito como se hacen las cosas en una negociación y dando con ello una patada en el culo a los imberbes dirigentes nacionales de la derechita absurda e infantil. Han evidenciado un modelo que para sí quisieran los saltacequias de Ciudadanos, los pillabispas de Vox y los abrazafarolas del Partido Popular.

¿A qué criterios obedece tanto mirarse en el espejo?

Mientras los tres partidos de la izquierda valenciana no han tenido el más mínimo reparo a la hora de formar un gobierno tripartito, los de la derecha nacional no paran en su empeño de sacarles los colores a sus propios votantes, que no sé si estarán tomando nota o simplemente ya pasan de todo. Porque hay la misma distancia ideológica entre el Psoe y Podemos que entre PP y Vox, la misma. Y hay mucha más entre el Psoe (el de siempre, no el actual) y Compromís, que entre Ciudadanos y Vox. Es bueno no olvidar que el Compromís valenciano es la Esquerra Republicana de Cataluña. Entonces, ¿a qué santo este sainete insoportable entre los tres partidos de la derecha?. ¿A qué criterios obedece tanto mirarse en el espejo?.

No hay nada como disfrutar de la puesta en escena  de los partidos de la izquierda, haciéndose los duros en su propia negociación, para una vez visualizas el pacto final, darte cuenta del gran reparto de actores que había en dicha película. La cinta ha sido de cine del bueno, del de antes. Mientras Psoe, Compromís y Podemos no habían tenido ningún problema en ponerse de acuerdo con respecto al programa de gobierno con el que habían decidido conducir los designios políticos de los próximos cuatros años en nuestra comunidad, fue bonito ver el paripé, con levantamiento de la mesa de negociación incluido, que se puso en marcha una vez llegó la hora de repartirse los cargos. Ahí es donde vino el lío de verdad, para que luego nos vendan la moto de que nadie está en esto por los sillones. Son todos más falsos que Judas.

Preliminar calcado de la película a nivel nacional

Lo sucedido estos días en la negociación del tripartito de la Comunidad Valenciana, que hoy finalmente ha investido a Ximo Puig como Presidente de nuevo, es el preliminar calcado de la película que ya estamos viviendo a nivel nacional y que tendrá el mismo final. Ese galimatías de peripecias lingüísticas con el que se vienen adornando los mandamases socialistas a nivel nacional para intentar adornar lo que quieren decir, tiene su espejo en la proclamación hoy de Puig en Valencia. Al final Podemos, no sólo ha entrado en el Gobierno, sino que lo ha hecho con una Vicepresidencia, para cabreo mayúsculo y disimulado de Mónica Oltra, la otra vicepresidenta, aunque esta sí tiene 17 diputados, dos menos que en 2015, pero no 8. Da igual, los votos de todos eran imprescindibles para superar la barrera de los 51 y poder gobernar. Al final todos amigos. Ximo Puig el más listo de largo.

Pues lo mismo es lo que va a terminar sucediendo en el Gobierno de la nación, si Pedro Sánchez quiere volver a ser Presidente del Gobierno. Ya le puede llamar gobierno de coalición o de coordinación, tanto monta monta tanto. La evidencia no se puede esconder mucho más tiempo. Veremos a Pablo Iglesias de ministro o no tendremos a Pedro Sánchez de Presidente. Así funciona esto. Ni con la intervención de la candidata del PP a la Comunidad de Madrid Díaz Ayuso en Onda Cero, opinando con mucho criterio que era mejor un Pedro Sánchez sin el apoyo de comunistas e independentistas que con ellos, transigieron los imberbes y descarados de Pablo Casado y Albert Rivera, este último desnortado por los efluvios de Malú. Es alucinante. Seguro estoy que políticos como Manuel Fraga, Santiago Carrillo, Leopoldo Calvo-Sotelo o Adolfo Suárez, estarán revolviéndose en sus tumbas.

Impresentables primeras declaraciones de PP, Cs y Vox

Y por si faltaba algún capítulo que enturbiara más esta situación, hemos podido ver y leer a los cachorros de la derecha en esta comunidad. Pero claro, viendo cómo actúan sus líderes a nivel nacional, poco a nada se podía esperar de estos discípulos con ínfulas de aventajados, que  lo único que consiguen es meter la pata hasta el corvejón cada vez que abren la boca. No es de recibo escuchar los menosprecios de Isabel Bonig del PP, de Toni Cantó de Cs o de Ana Vega de Vox, a un gobierno que todavía ni ha tomado posesión de sus cargos, descargando toda su bilis contra un Consell no nato, en un claro acto de irresponsabilidad y nulo respeto al decoro político que nunca se debería haber perdido. No es de extrañar el hartazgo cada vez mayor de una población que asiste atónita a este despropósito continuo.

“El aplazamiento de la investidura es vergonzoso”, “Ximo Puig es la marmota del Consell”, “Las Cortes claudican” o “Puig continua con la segregación y la discriminación en materia lingüística”, son algunas de las lindeces que ayer soltaron los líderes de lo que se supone tiene que ser la oposición que fiscalice la gestión del nuevo Consell. Declaraciones subidas de tono de PP, Cs y Vox, que por otro lado son incapaces de llegar a acuerdo alguno, ofreciendo un continuo espectáculo a niveles nacional, regional y municipal, con amenazas constantes para formar gobierno en la comunidad de Madrid, las alcaldías de Barcelona y la capital de España, o en los gobiernos de Castilla-León y Aragón, además del chantaje permanente con las cuentas de Andalucía.

Cada vez más lejos del sueño de una segunda Transición

Los españoles estamos cada vez más lejos de volver a encontrar políticos que dignifiquen sus cargos y nos hagan sentir orgullosos. Cada vez más lejos de volver a confiar en la política y cada vez más lejos del sueño de una segunda Transición pilotada por señores de la talla de los anteriormente nombrados y alguno más como Felipe González. A años luz. Pero la culpa no es sólo de estos mediocres actores, es de todos en general, no me cansaré nunca de recordarlo. El no querer participar de la política, consigue que terminen en ella y por tanto mandando sobre nosotros, los más mediocres, los que nada se juegan y mucho menos tienen que perder. Pónganse cómodos y disfruten porque el espectáculo no ha hecho más que empezar, nos quedan cuatro años de sesiones de este tipo e incluso mejores.

1
Hola,¿En qué podemos ayudarte?
Powered by